lunes, 4 de marzo de 2013

FESTIVAL DE LAS MARZAS BURGOS 2013

Algo deben de tener las danzas para que, según suena una dulzaina, haya quien se arranque a bailar. Ayer les pasó a las reinas de las fiestas, que abandonaron la tribuna y el asiento junto a alcalde y concejales, para bailar la Jota de la Mariloli. Fue como un impulso, un arrebato que se fue repitiendo a lo largo de la noche en otros rincones del polideportivo.
Supongo que algo deben de tener las danzas que no te ofrece, digamos, internet cuando todos los años -y son ya 26- se forman enormes colas en las mismas fechas para conseguir las invitaciones del Festival de las Marzas que organiza el Comité de Folclore con el patrocinio del Instituto Municipal de Cultura. Y para que, el día de autos, nunca falte gente que se queda fuera esperando a ver si alguien se retira antes de tiempo.
Digo yo que algo deben de tener las danzas para que un domingo de fútbol 2.500 personas abarroten el polideportivo El Plantío confirmando la  «juventud» de unas tradiciones que no solo no caducan si no que rejuvenecen. Algo deben de tener las danzas cuando bailes que se han repetido durante siglos parezca que se estrenan y lucen juveniles con coreografías multitudinarias, vistosos vestidos, melodías cercanas y explicaciones didácticas.
Para mí que algo debe de tener todo este del folclore para que en la era de las performances y el arte conceptual impresione la estética que crean 78 mujeres vestidas con trajes tradicionales bailando en círculos. Sin letras pegadizas ni coreografías compartidas en youtube.  Solo una danza, La campiña, recuperada y restaurada por Justo del Río en los años 40 de la historia de Barbadillo del Mercado. Una danza que deja a un lado las castañuelas y escoge los arcos para bailar en femenino a ritmo de rueda con la complicidad de nueve agrupaciones.
Algo tienen cuando no fallan ni a un lado ni a otro del escenario. Cuando 300 danzantes y más de 100 músicos ensayan durante semanas para ofrecer cada año algo diferente para las Marzas. Cuando los jovencitos Danzantes -de apenas 9 años- conforman el grupo más antiguo de Burgos con 120 años de historia, y los músicos y bailarines veteranos integran jóvenes agrupaciones.
Ayer dieron cuenta de todo esto que les digo la Asociación de Amigos de la Dulzaina, Estampas Burgalesas, Danzantes de Burgos, Danzas Burgalesas Justo del Río, Tierras del Cid, Danzas Castellanas Diego Porcelos, Escuela Municipal de Dulzaina, Grupo de Danzas Nuestra Señora de las Nieves y Grupo de Tradiciones Los Zagales.
Qué quieren que les diga. Algo deben de tener cuando el público salía canturreando las marzas y esperando ya la próxima cita: Aquí terminan las marzas/ sus defectos perdonar./ Adiós todos hasta otro año/ en que se repetirán.
http://www.diariodeburgos.es/noticia/ZFFCED640-956E-51D4-2EE83842AAB17059/20130304/tienen/danzas

No hay comentarios:

Publicar un comentario